Hay algunos cristianos que se sientan en bancos de la iglesia y piensan que lo han hecho, porque se convirtieron en cristianos en el pasado, o porque creen que están en la iglesia correcta, y así sucesivamente. Así es como las iglesias cristianas se convierten en museos para fósiles muertos.

¡Y luego hay algunos seguidores de Jesús para quienes su fe es el paseo más grande y emocionante de sus vidas! Sus viajes con Jesús son de descubrimiento y crecimiento. Miran al horizonte y ven infinitas posibilidades

Estas dos formas fundamentalmente diferentes de ser cristianos están ilustradas por el lema nacional de España. Solía ser «Non plus ultra» que en latín significa «Nada más allá». Para España significaba que se consideraba la más grande. Había logrado todo lo que se podía lograr.

Eso fue hasta que Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo, y se abrieron vastos nuevos horizontes. Y así, España cambió su lema nacional a «Plus ultra» que significa «más allá».

Cuando era niño, vivía en el presente. Sabía que era un niño y que crecería. En lo más principal, disfruté de las sorpresas y el crecimiento que la vida trajo.

Pero cuando me convertí en adulto, de alguna manera mi visión de mí mismo y el mundo cambió. De alguna manera llegué a la opinión de que había crecido tanto como iba a crecer, y que había aprendido tanto como iba a aprender, y que todo era cuesta abajo desde allí.

Es por eso que Jesús nos llama a redescubrir la emoción de ser un niño, cuando estás en relación con él:

Y él dijo: «En verdad os digo, a menos que cambien y se conviertan en niños pequeños, nunca entrarán en el reino de los cielos (Mateo 18:3).

Con Jesús, siempre hay más.

Siempre había pensado que ya lo había «hecho». Pensaba que la forma en que era mi vida, esa era como siempre sería. Este es un sentimiento humano normal. No estamos preparados y nos sentimos incapaces ante el surgimiento de algún tipo de cambio. Entonces el cambio tiende a atraparnos por sorpresa.

Todo el mensaje de Jesús es acerca de los continuos cambios y la transformación, algo que generalmente resulta demasiado difícil de entender.

Pero ahora he experimentado lo contrario. Todo lo que tengo que hacer es estar abierto a la guía del Espíritu de Dios en mi vida. He descubierto que Cristo no te salva transformándote. Pero te salva para transformarte. He descubierto que la salvación no es un viaje, es un evento que sucedió hace 2.000 años. Pero cuando lo abrazas, te introduce a un viaje que te llevará a lugares de autodescubrimiento y revelación sobre la bondad y la gracia de Dios que nunca podrías haber soñado.

Nunca podrás decir que ya lo has logrado todo y que no hay nada más allá. Siempre hay más que aprender, algo más en lo que crecer, más felicidad para experimentar, y nuevas alturas a escalar. Y así será por toda la eternidad.

Todo terminará, pero con Jesús, siempre hay más.

– Eliezer González

Red BUENAS NOTICIAS ILIMITADAS

https://redbnil.wordpress.com/


¡Pásalo!

#redBnil #PyTheos #wsparaguay

#DesFordGnu #DesFord #EliezerGNU 

#Evangelio #EvangelioDeHoy #BuenasNoticiasIlimitadas #BuenasNoticias