Me digo a mí mismo: “El Señor es mi porción; por tanto, en él esperaré” (Lamentaciones 3:24 , NVI).

¿Cómo es tu diálogo interno? Desafortunadamente, con demasiada frecuencia el mío tiende a ser negativo.

En el Antiguo Testamento leemos repetidamente: «El Señor es mi porción».

La palabra «porción» es una de las metáforas más poderosas de la bendición que poseen los creyentes en Dios. La palabra original tiene muchos significados, refiriéndose a lo que es legítimamente tuyo. Es algo que recibes como regalo, que es total e indiscutiblemente tuyo.

Una ración de comida puede ser muy buena. Una porción de tierra es maravillosa. Una porción de dinero puede ser excelente. Pero la Biblia habla de algo aún mejor: «El Señor es mi porción».

Cambia tu diálogo interno.

¡Imagina eso! Recibir a Dios como un regalo, ¡inesperado y gratis! ¡Tener como Dios tuyo al Señor, que no te da «cosas», sino a sí mismo por completo! En verdad, Dios se dio a sí mismo en Jesús Cristo como regalo perfecto del cielo para ti.

Por eso canta el salmista,

¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti, Señor, y nada deseo en la tierra fuera de ti? Mi carne y mi corazón pueden desfallecer, pero Dios es la fuerza de mi corazón y mi porción para siempre ( Salmo 73. 25-26 ).

Entonces, cambia tu diálogo interno. Continúa, afírmate a ti mismo: “El Señor es mi porción hoy. Él se ha entregado a sí mismo como un regalo, es un regalo para mí; al aceptarlo, tengo todo lo que necesito ”.

– Eliezer González

Reflexión: Prueba hoy. Cuando te sientas desafiado durante el día, dígase a sí mismo: «Jesús es todo lo que necesito». ¡Al afirmar tu fe, reclamas su promesa!

✅👉Nunca olvidaré el problema, la pérdida total, el sabor de las cenizas, el veneno que me he tragado. Lo recuerdo todo, oh, qué bien lo recuerdo, la sensación de haber tocado fondo. ✅👉Pero hay otra cosa que recuerdo, y al recordar, me aferro a la esperanza:✅👉Recuerdo el amor leal de Dios; su amor nunca se agotó, ni su amor misericordioso nunca se secó. Su amor se renueva cada mañana (Su amor siempre es una nueva creación). ¡Cuán grande es su fidelidad! ✅👉Me quedo con Dios (lo digo una y otra vez). Él es todo lo que me queda. Lamentaciones 3. 19-24 MSG (El Mensaje) Traducción de Eugene H. Peterson.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil