¿De dónde viene la idea de “embajadores encadenados”? La tradición nos dice que el apóstol Pablo escribió su carta a la iglesia en Éfeso mientras estaba prisionero en Roma. Dentro de la carta, se describe a sí mismo como «encadenado»; de hecho, como “embajador encadenado”:

Oren también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el misterio del evangelio,  por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo (Efesios 6. 19-20).

Lo extraño de su carta a la iglesia de Efeso es que Pablo no parece en absoluto un prisionero; de hecho, suena como si fuera el más libre de su vida. Considere los siguientes fragmentos:

 Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo.  Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor  nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad,  para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.  En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia  que Dios nos dio en abundancia con toda sabiduría y entendimiento (Efesios 1. 3-8).

¿Y qué pasa con este próximo pasaje?

 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por nosotros,  nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!  Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales,  para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús (Efesios 2. 4-7 ).

Pablo ciertamente no  suena  como si estuviera encadenado en absoluto, ¿verdad? Las cadenas están destinadas a privarte de tu libertad, ¡sin embargo, el apóstol está hablando de vivir en absoluta libertad! Las cadenas están destinadas a reprimir las acciones de las personas, pero no pueden impedir que Pablo sea un embajador de Cristo. ¡Los embajadores encadenados pueden ser los mejores embajadores!

Un embajador es una persona enviada por un jefe de estado como su representante en un país extranjero. Pablo se considera embajador de Cristo y de su reino en el mundo. Él trae la oferta de Cristo al mundo, ¡y es una oferta increíblemente buena! Es una oferta tan asombrosa que no puedes callar al embajador, ¡ni siquiera con cadenas!

Como Pablo, todos somos embajadores encadenados.

Más aún, Pablo nos dice que no es solo él mismo, sino que cada uno de nosotros es un embajador de Cristo.

 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios». Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios. (2 Cor. 5. 20-21).

Pablo nos dice claramente aquí para quiénes somos embajadores y la razón por la que somos embajadores. Somos embajadores de Cristo. Un embajador lleva un mensaje. Somos embajadores del mensaje del Evangelio; que Cristo fue hecho pecado por nosotros, aunque no tuvo pecado, de modo que ahora nos da la justicia de Dios. Nuestra respuesta adecuada a este mensaje es reconciliarnos con Dios, porque si aceptamos su oferta, ya no habrá nada que pueda interponerse entre nosotros.

Además, como Pablo, todos somos embajadores encadenados. Hay muchas formas diferentes de estar encadenado. Todos experimentaremos limitaciones y sufrimiento en esta vida. Ser un embajador encadenado es ser un testimonio vivo de la verdad del mensaje que llevamos del Rey del Cielo. ¿Por qué? Porque no importa cuánto podamos ser vistos por los demás como víctimas, a través del Evangelio de Cristo, siempre somos vencedores. En Jesús, nuestras cadenas no son el instrumento de nuestra esclavitud, sino un recordatorio de aquello de lo que hemos sido liberados por medio de Cristo.

– Eliezer González


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil