Pruebe y vea que el Señor es bueno ¡Feliz el que confía en Él! (Salmo 34. 8)

El establecimiento del cristianismo es el hecho más significativo en toda la historia del mundo. ¡Y sucedió tan extrañamente!

Un puñado de personas que habían estado desanimadas y con el corazón roto se transformaron de repente. Continuaron diciéndole a la gente que habían visto a su amigo muerto caminando, hablando y glorioso.

Estos testigos encontraron voluntariamente peligro recurrente. Llevaron a cabo enormes labores, llevando el reproche, el sufrimiento y, con frecuencia, el martirio. No tenían un final seguro en la vida, excepto el ridículo. Todo por el bien de un hombre muerto al que decían que ahora estaba vivo. Esta extraña historia ha cambiado el curso de la historia, ha revolucionado la forma en que vivimos y ha cambiado millones de vidas para mejor.

El poder de la resurrección de Cristo ha transformado millones de vidas.

La reserva en los relatos de la resurrección en las Escrituras es muy llamativa. Si yo los hubiera estado escribiendo, habría puesto al Cristo resucitado cayendo sobre Pilato en una noche oscura, y a Herodes en otra. Pero no hay cosas tan espectaculares en el registro del Evangelio. Tan real es el registro, que señala que en una ocasión cuando apareció Jesús, hubo algunos que dudaron de que fuera él (Mt 28. 17).

Sin embargo, hay otra evidencia abierta a todos: la de la experiencia. «Pruebe y vea». A lo largo de los siglos, millones de vidas transformadas han dado testimonio del poder de resurrección de Cristo. Este poder ahora está disponible para todos los que crean.

– Desmond Ford

Reflexión: ¿Has conocido al Jesús resucitado? Millones tienen, ¿y tú? Con sinceridad de corazón, pídele al Señor resucitado que se revele a ti, y lo hará.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil