Soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas (Juan 10. 11).

Siete pastores individuales se mencionan en la Biblia. Estos siete pastores son Abel, Jacob, José, Moisés, David, Cristo y «el pastor ídolo» de Zacarías 11. 16, 17, una referencia al Anticristo. Los otros seis pastores son a menudo vistos como tipos de Cristo, el Buen Pastor.

Nos enteramos del destino trágico del Pastor Mesías de Abel, quien fue asesinado por su hermano. El cuidado amoroso de Cristo por las ovejas perdidas está prefigurado en la vida de Jacob (ver Gn 30. 31; 31. 28-40).

La abundancia de pan («suficiente y de sobra» Lc 15. 17) se representa en la vida de José (Gn 37. 2).

Está escrito de Moisés, el cuarto pastor, que regó, protegió y guio a las ovejas (véase también Heb 3. 2–6).

Todos los buenos pastores de la Biblia testifican de Jesús, el último buen pastor.

En cuanto a David, el quinto pastor individual presentado en el Antiguo Testamento, se destaca como un faro porque con mucho gusto arriesgó su vida por sus ovejas (véase 1 Sam 17. 34-36).

Todos los buenos pastores de la Biblia testifican de Aquel que nacería, que no solo sería el cordero sacrificial, sino también el Buen Pastor supremo. Jesús dijo que él era la puerta del redil (Jn 10. 7). Si alguien entra por esa puerta y se acurruca en los brazos de ese Pastor, lo llevará de regreso al redil de Dios.

– Desmond Ford

Reflexión: La mayoría de nosotros no tenemos ningún contacto con las ovejas en estos días, por lo que la idea de un «buen pastor» puede perderse en nosotros. Investiga un poco sobre las ovejas. ¿Con qué calidad de oveja te identificas más? ¿Por qué necesitas un «Buen Pastor»?


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil