Ni una sola de todas las buenas promesas que el Señor había hecho a la familia de Israel quedó sin cumplir; todo lo que había dicho se hizo realidad ( Josué 21. 45, NTV).

¿Qué crees acerca de las promesas de Dios? ¿Crees que algunas de ellas son para ti y otras no? ¿Qué se cumplan con unos y con otros no? ¿Temes que de alguna manera te sentirás decepcionado? ¿Sospechas que de alguna manera te abandonará a la mitad del viaje?

Todavía no hemos entendido la profundidad de la bondad de Dios.

Piensa en esto: Dios no puede cumplir parcialmente su palabra. Él no es un mentiroso:

Dios no es hombre, para que mienta ( Números 23. 19 , NVI).

Cada una de las promesas de Dios se cumplirá.

Además, no cambia cuando ha prometido algo a sus hijos. Dios,

no cambia como las sombras que se mueven ( Santiago 1. 17 , NVI).

¿Dónde se cumplen todas las promesas de Dios? En el Reino de Dios . ¿Cuándo se cumplen? Ahora. ¿Por qué se cumplen? Porque Cristo ha obtenido la victoria y todo el poder está en su mano. Las cicatrices en las manos de Aquel que vive para siempre son la garantía eterna y sólida como una roca de que Dios guarda su Palabra.

Vivimos en el reino de Dios ahora si hemos creído en el nombre de Jesucristo. Este es un reino que aún no se ha realizado plenamente como el reino de la gloria. Así que nos regocijamos en las promesas. Ninguna de ellas fallará.

– Eliezer González

Reflexión: Escribe tus promesas favoritas de Dios. Reserva un tiempo para ir a algún lugar en la tranquilidad de la naturaleza. Allí ora a través de cada una de esas promesas, agradeciendo a Dios que cada una de ellas se cumplirán en su totalidad.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil