Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados ( Mateo 5. 6 , NVI).

El Sermón de la Montaña es la expansión de Cristo de su texto preliminar, “Arrepiéntanse y crean en el evangelio” ( Marcos 1. 15 ).

El Sermón de la Montaña no nos dice cómo ser salvos. El sermón de la Cruz hace eso: “Jesús, acuérdate de mí”… “De cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso” ( Lucas 23. 42-43 ). Así es como se salva: mira al Crucificado y di: “Señor, acuérdate de mí”.

Entonces, el Sermón del Monte en Mateo 5-7 no nos dice cómo ser salvos. Nos dice quiénes son salvos. }

¿Cuáles son las evidencias, las señales y las marcas de que alguien ha encontrado a Dios?

El sermón del monte no es un credo. Es una agenda.

El Sermón de la Montaña te dice si tienes vida eterna o no: no por si tu comportamiento coincide con los ideales del Sermón; el comportamiento de nadie lo hace. Sino por si los ideales del Sermón son los ideales de tu corazón. ¿Son los ideales del Sermón los ideales de los que tienes hambre y sed?

El Sermón de la Montaña no es un credo. Es una agenda. No nos está diciendo qué artículos de fe atesorar o qué debemos creer. Nos está diciendo qué ser y qué hacer.

– Desmond Ford

Reflexión: Lea todo el Sermón de la Montaña ( Mateo 5-7) de una sola vez. ¿Hasta qué punto sus enseñanzas son los ideales de tu corazón? ¿Qué parte de tu vida necesitas entregar a Dios?


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil