Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas ( Mateo 6. 33 , NVI).

La Biblia está llena del principio 80-20. Este principio dice que el 20 por ciento de lo que haces te da el 80 por ciento de los resultados. La Biblia enfatiza continuamente cómo debemos priorizar y ver las cosas con un verdadero sentido de proporción.

Una palabra favorita en los labios de Jesús fue “primero”. Dijo cosas como: “Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia… O: “Primero ata al hombre fuerte…”. O, «El primer y gran mandamiento…»

Pon a Dios primero en cada elección.

Jesús también tenía ojo para las personas que observaban este principio de prioridad. Cuando todos los demás criticaban a esa pobre mujer que de la abundancia del amor lo había ungido, él dijo: «María ha escogido el bien que no le será quitado». ¿Cómo llegó a hacer eso? Jesús dijo en la misma ocasión: “Pero una cosa es necesaria”.

María tenía un verdadero sentido de las prioridades. Ella hizo a Jesús primero. Para María, la adoración era la esencia de la vida.

Deja que Dios sea Dios. O Dios importa tremendamente o no importa en absoluto. Si Dios es Dios, debe ser puesto en primer lugar, siempre y para siempre.

Dios debe ser el primero en cada elección. La adoración a Dios debe ser vista como nuestro primer deber y la fuente de toda nuestra fecundidad y alegría.

 – Desmond Ford

Reflexión: ¿Hay alguna decisión difícil que debas tomar, que tal vez hayas estado postergando? Toma un tiempo en un lugar tranquilo para orar al respecto y toma esa decisión poniendo a Dios primero.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil