Muchos estaban fascinados y asombrados en Paraguay con el fenómeno de «igle crecimiento» de esta pseudo iglesia.

Con este artículo concluimos con las 7 cartas a las iglesias del Asia Menor. Pero no son cartas solamente para estas iglesias, sino para las iglesias de todos los tiempos, y también para las iglesias de la actualidad.

He estado pensando mucho en estos días sobre las iglesias en Ucrania; he buscado videos y artículos sobre lo que están pasando nuestros hermanos en este país. Estoy seguro que el Señor no enviaría una carta llena de reproches a las iglesias en medio de una guerra. Vemos que en tiempos de Juan hay dos iglesias que prácticamente no tienen reproches: Esmirna y Filadelfia.

Pero por el contrario, en el capítulo 3 hay abundantes reproches a Sardis, y notablemente Laodicea no tiene ningún elogio, y tiene solamente reproches. A pesar de los reproches vemos que Jesús tiene amor y paciencia a estas iglesias que tienen muy poco o nada de positivo; invitando a todas las iglesias a modificar lo débil y malo; y volverse vencedores arrepintiéndose y convirtiéndose en iglesias Cristocéntricas.

Dejaré que ustedes lean los comentarios de Juan Stam (I. 127 – 169): y para los que no tienen el comentario pueden buscar en mi artículo anterior las páginas del blog de Juan Stam.

Por mi parte hoy no utilizaré citas directas de Stam, ya que tengo mucho que decir de mis propios pensamientos.

Las iglesias en Paraguay y el mundo

Estas últimas semanas han sido terribles, con la guerra de Rusia a Ucrania; y en mi país, Paraguay hemos tenido una catástrofe eclesial, donde un pastor neopentecostal ha sido sindicado por las autoridades de la fiscalía como «narcopentecostal» (una nueva palabra para el diccionario), y de lavador de dinero. Perdón a los amigos pentecostales. Yo sé que ustedes no tienen nada que ver con esto, pero esta iglesia en particular se identificaba como parte del movimiento de avivamiento pentecostal.

No daré nombres ni de personas, ni de iglesias para no herir susceptibilidades. Este pastor está prófugo de la justicia hasta ahora. Las noticias fueron revelando certeramente cómo este pastor en poco tiempo construyó un imperio religioso, con varios templos imponentes, adquiriendo una empresa de ómnibus para transportar a sus feligreses, una impresionante casa de retiros con piscina olímpica y canchas para diversos deportes con césped sintético. Además adquirió para la iglesia una radio FM. Se habla incluso que el pastor repartía dinero a todos sus feligreses.

Pero no sólo esto, tenía un club de fútbol, inmensa cantidad de campos con miles de cabezas de ganado, y tremendas mansiones particulares en diversos lugares del país. Hace unos días asesinaron de un tiro en la cabeza a una de las empleadas domésticas del pastor. Nadie aún dimensiona en qué terminará todo esto del movimiento «narcopentecostal».

Pero usted me preguntará ¿Qué tiene que ver esto con las 3 iglesias de Apocalipsis 3? Tal vez mucho, o tal vez nada.

Aunque la iglesia del pastor narco sabemos que nunca fue parte de las iglesias evangélicas, muchos pastores evangélicos estaban fascinados y asombrados con el fenómeno de «igle crecimiento» de esta pseudo iglesia.

Los grandes peligros de la fama y el poder

Y ahora entraré al tema de hoy. ¡Qué tremendo peligro tenemos de apartarnos de Cristo buscando la fama, el poder y las riquezas materiales!

Cristo habla a la iglesia de Sardis, una iglesia llena de fama, pero en realidad muerta.

Cristo habla a la iglesia de Laodicea, una iglesia que se creía rica, pero era en realidad pobre, ciega, miserable y desnuda.

Pero también habla a Filadelfia, una iglesia obediente y fiel pero cansada, con pocas fuerzas; siguiendo adelante a pesar del peso de la tentación y la persecución.

Les animo nuevamente a estudiar estas 3 iglesias con atención, subrayando sus biblias y haciendo preguntas al texto.

A Filadelfia Jesús le alienta a seguir adelante; pero tiene serias advertencias para Sardis y Laodicea.

Sardis: cuidado con dormirse en «los laureles» (confianza propia a causa de la gran fama)

Jesús anima a la iglesia de Sardis a despertar, y dejar atrás su falso «avivamiento». Creo que esto de los falsos «avivamientos» son una gran tentación para la mayoría de nuestras pequeñas iglesias débiles de 100 o menos miembros.

Todo pastor sueña con tener una iglesia de miles de personas, famosa, con cultos por TV abierta y con millones de dólares corriendo por sus cuentas bancarias cada mes. Pero tenga cuidado pastor, y atienda bien las advertencias de Jesús sobre los peligros de la fama y el poder.

Filadelfia: una iglesia llena de oportunidades que pone a Cristo como centro

Me llama la atención que una iglesia obediente, fiel y constante en el camino de Jesucristo tiene más oportunidades que una iglesia famosa o llena de recursos económicos.

Esta iglesia pareciera de repente que está a punto de caer a causa de las matufias de la sinagoga de Satanás y las tentaciones, con paciencia sigue adelante. Paciencia en griego paradójicamente significa seguir adelante a pesar de tener una tremenda carga encima.

Querido pastor, querida iglesia; a pesar de que parece todo difícil, que escasean los miembros, y escasean las ofrendas y diezmos; siga adelante. La promesa de Jesús para usted, y su iglesia es tremenda. Lea: Ap. 3. 10-13, y repita: «Jesús me guardará de la tentación»; «Jesús me guardará de la tentación». «Me aferraré a lo que tengo»; «Me aferraré a lo que tengo». «Mi pequeña iglesia es columna y baluarte de la verdad: Jesucristo»; «Tengo una corona eterna»; «Tendré un nuevo nombre»; Amén y aleluya.

Laodicea: una iglesia nauseabunda

Jesús no se queda solamente con la denuncia a la iglesia «famosa». Aquí va hacia una peor. Una iglesia tibia, sin nada de bueno.  Sin embargo esta iglesia se sentía tan bien consigo misma. Ellos pensaban que eran la mejor iglesia del mundo. Siempre discuto con mi esposa por la temperatura del aire acondicionado; o demasiado calor o demasiado frío. Referente al aire, uno puede soportar aire tibio; pero que nauseabundo es tomar agua tibia… No sé si usted tomó alguna vez un mate tibio (guácala).

Bueno, en Laodicea eran tibios, pero también se creían «la mejor iglesia del universo». Tengo todo, soy una iglesia rica, no nos hace falta nada; ubicada en un lugar privilegiado, con el mejor templo, el mejor estacionamiento, todos los ricos y famosos vienen a nuestra iglesia, incluso los políticos más poderosos se congregan aquí. Todos los miembros vienen en autos lujosos, y todos dan sus diezmos en cheque o por débito automático. ¡Tremenda iglesia! Pero Jesús la llama, iglesia horrorosa, infeliz, miserable, pobre y desnuda.

El epílogo de Jesús

“Compra, oro refinado por fuego, ropas blancas, colirio, se fervoroso (ardiente) y ¡Arrepiéntete!” es la invitación de Jesús a nosotros y a todas las iglesias.

Si bien los últimos versículos del capítulo 3 van dirigidos a la iglesia de Laodicea, creería que es un epílogo a esta sección, un mensaje claro para cualquiera de las 7 iglesias.

«Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo. Al que salga vencedor le daré el derecho de sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono.

El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias» (3. 20-22)

Terminando, recordamos que nuestra columna tiene el principal propósito de identificar y aplicar lo que en la Biblia está conectado con la comunicación.

Seguramente usted identificó bastante de comunicación, pero el énfasis al terminar los primeros 7 del Apocalipsis tiene que ver con un llamado a una comunicación directa, cara a cara con Jesús para cada persona, para cada pastor o líder y para cada iglesia en su conjunto.

Qué maravilloso es oír el sonido del toque de Jesús a la puerta. Tal vez nuestra puerta haga algún chirrido al abrirse; pero ¡qué maravilloso chirrido para Jesús! Y juntos, sentarnos, cenar juntos, conversar juntos.

Seguramente hay mucho que conversar con Jesús.

No te quedes con «la fama»; no te quedes con «las riquezas» materiales; No te quedes con tu ostentación y tu orgullo. No seas como la «iglesia narcopentecostal» de Paraguay.

Hoy es el día de ser verdaderamente iglesias que se comunican con Jesús; y no meramente iglesias «coaching», «mega iglesias», «turbo iglesias», o el nombre que se le ocurra a un «mega o turbo pastor»…

Bendiciones y ¡hasta la próxima!

  • Wolfgang A. Streich

Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil