Cómo permanecer en el amor del Padre ¿Alguna vez te has preguntado qué quiere Dios de mí? ¿Qué quiere que haga?

Es fácil pensar que lo que Dios requiere de nosotros es complicado y difícil, pero no lo es. Mientras Jesús caminaba hacia el Jardín de Getsemaní, destilaba todas sus enseñanzas en lo que era más importante. Esto es lo que dijo:

Como el Padre me ha amado, yo también les amo a ustedes. Ahora permanezcan en mi amor (Juan 15. 9).

Jesús les está diciendo a sus discípulos que el Padre ama al Hijo. De la misma manera, él ya los ama con el mismo amor eterno. Ahora todo lo que necesitan hacer es permanecer en su amor. Necesitan continuar recibiéndolo, estar presentes con Jesús.

Entonces, ¿qué es lo que tienes que hacer una vez que hayas encontrado la fuente de amor? Jesús nos dice: «Permanezcan … No se suelten…. No se alejen… «

Entonces, ¿qué tienes que hacer para «cumplir»?

Nada. La palabra realmente solo significa «no se vayan». Significa «continúen estando presente alado nuestro».

Jesús simplemente te pide que estés presente para él. Es realmente así de simple.

Y Jesús tiene que especificar este punto, porque el pueblo judío simplemente no pudo entenderlo.

En Juan 6. 28-29 tenemos la respuesta extraordinaria que Jesús dio a los judíos cuando le preguntaron:

“¿Qué debemos hacer para hacer las obras que Dios requiere?” Jesús respondió: “La obra de Dios es esta: creer en la que él ha enviado”.

Jesús quiere que continúes estando junto a él.


En el Evangelio de Juan, creer es completamente sinónimo de recibir. Tienes que creer en Jesús. Tienes que recibir a Jesús.

Y creer y recibir son exactamente lo mismo que permanecer. La rama debe estar junto a al tronco. La rama debe estar conectada a la vid. La rama no hace más que recibir el alimento de la vid. Lo que estamos llamados a hacer es continuar estando presentes para Jesús.

Esto puede ser un desafío para nosotros, porque la religión a menudo nos condicionó erróneamente a pensar que lo que sientes por Dios determina cómo se siente él por ti, y tus sentimientos sobre Dios están condicionados por su desempeño. No compres esa mentira.

Entonces, ¿cómo es permanecer en el amor de Cristo? ¿Cómo se ve «permanecer»? Significa que tienes tiempo personal para caminar y hablar solo con Jesús. También significa que has aprendido a mantener una conciencia de la presencia de Jesús contigo a medida que realizas tus actividades diarias. Significa mirar hacia adentro a Jesús. Significa que en la confusión de la vida y tu lucha por la identidad y tus relaciones desordenadas, la voz más alta que escuches sea la suya.

Ese es el ideal. Pero recuerda, si te quedas corto, Jesús te ama primero. Es su amor el que cura, restaura y hace todo nuevo. Y lo mejor es que su amor no está condicionado a tu actuación. Solo acéptalo y luego permanece en él.

– Eliezer González


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil