Así dijo el Señor a mi Señor: «Siéntate a mi derecha hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies». ¡Que el Señor extienda desde Sión el poder de tu cetro! ¡Domina tú en medio de tus enemigos! – Salmo 110. 1–2.

El pasaje del Antiguo Testamento que se cita con mayor frecuencia en el Nuevo es el Salmo 110. La iglesia apostólica vio este Salmo como una referencia al Mesías resucitado y ascendido, y al Reino que había establecido firmemente en este mundo en la Cruz. Entendieron que vivían en el tiempo del ‘hasta’, el tiempo durante el cual Cristo está sentado a la diestra del Padre, esperando hasta el momento en que su reino derribe físicamente a todos los reinos de este mundo.

A pesar de las tragedias que ocurren en este mundo, Cristo está sentado a la diestra del poder de Padre. El Reino de Dios ya está establecido en esta tierra, aunque aún no se manifiesta en su plenitud. Cristo todavía gobierna «en medio de sus enemigos» (Salmo 110. 2). Esperamos el momento en que los enemigos de Cristo sean completamente derrocados.

Hasta ese momento, estamos viviendo en el ‘hasta’. Mantenemos nuestros ojos en Jesús, que nos precedió, que ganó la victoria en nuestro nombre y que gobierna sobre todo. Esa realidad es transformadora para la forma como nos vemos, para nuestras relaciones y cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea.

Anunciamos el reino de Cristo donde quiera que vayamos, mientras esperamos hasta el momento en que todos los enemigos de Cristo finalmente estén bajo sus pies.

– Eliezer Gonzalez

No es fácil esperar a que las cosas se solucionen correctamente. ¡Pero es más fácil esperar si sabes que Jesús reina! ¿Tienes una canción de adoración favorita sobre el tema del reinado de Cristo? ¡Cántala y date un impulso alentador!


Red BUENAS NOTICIAS ILIMITADAS – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia #redBnil