Porque el pecado no será tu maestro, porque no estás bajo la ley, sino bajo la gracia (Romanos 6. 14).

Has estado buscando vida en todos los lugares equivocados. Te has estado mirando a ti mismo y a los demás. Deja todo eso. Mira al Calvario.

Mira a Cristo muriendo por ti, como si fueras la única persona en el mundo. Observa que sus manos están clavadas debido a las cosas incorrectas que tus manos han hecho. Sus pies están clavados debido a los lugares equivocados a los cuales tus pies te han llevado. Su frente está perforada debido a los pensamientos ociosos y maliciosos que has pensado.

Escucha a Jesús decir a uno que fue culpable de todos los pecados de la ley:

Hoy te digo la verdad, estarás conmigo en el paraíso (Lucas 23. 43).

Es todo para ti. Tómalo. Tómalo ahora, sin importar cómo te sientas.

Cuando vemos que Dios nos acepta tal como somos, débiles y malvados, simultáneamente recibimos fuerzas para dejar de ser lo que hemos sido (Romanos 6. 14).

Cuando veas que Cristo pagó por todos sus pecados, pasados, presentes y futuros, el conocimiento de su bondad amorosa rompe los lazos de los malos hábitos. Cuando ves que Cristo te acepta a pesar de tus fracasos en guardar sus mandamientos, eres liberado por primera vez en tu vida. Para tu sorpresa, encontrarás obediencia fácil y un gran placer.

Desmond Ford

Es cierto. La libertad solo viene a través de mirar a Jesús. Haz un compromiso hoy para pasar más tiempo con Jesús todos los días. Haz un compromiso hoy con la libertad. Eres total y completamente aceptado y perdonado.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia – #redBnil