Las últimas palabras de Jesús en la tierra a su iglesia fueron: ‘Yo estoy contigo siempre, hasta el final’ (Mt 28. 20). En el griego (también en hebreo), ‘yo soy’ es la expresión para ‘Dios’. Significa el perpetuo Yahvé (o Jehová).

Literalmente, ‘Estoy contigo siempre, hasta el final’, es ‘Yo estoy contigo todo el tiempo hasta el final’. Todos los días: los días malos, días buenos, días azules, días de aturdimiento, todos los días. Jesús no solo está con nosotros, está a nuestro alrededor. ‘Con’ separa el ‘yo’ y el ‘soy’. Yo estoy contigo. Jesús está a nuestro alrededor.

¿A Dónde puedo yo escapar de su Espíritu?

¿A Dónde puedo yo huir de tu presencia?

Si subo a los cielos, allí estás tú;

Si hago mi cama en las profundidades, estás ahí.

Si me levanto sobre las alas del alba,

si me instalo en el otro lado del mar,

incluso allí tu mano me guiará

Tu mano derecha me sostendrá.

(Sal 139. 7-10)

Me encantan las Lamentaciones 3. 57. El profeta, en medio de su canción funeraria, mientras grita de dolor y agonía, dice: «Te acercaste cuando llamé y dijiste: ‘No temas’.

El mensaje, ‘No temas’, se encuentra 365 veces en la Biblia. No tienes por qué tener miedo ningún día porque yo estoy contigo. Ahí está el gran mensaje de las Escrituras y de Jesús.

– Desmond Ford.


Red Buenas Noticias Ilimitadas – La Noticia viaja rápidamente – Comparte la noticia – #redBnil